Desde su creación, agosto ha sido el mes favorito de los sotograndinos. Días interminables de sol, playa, tardes de piscina, ginkanas… Y es que, los veranos, en esta urbanización, siempre han sido para estar en familia, disfrutar y atesorar grandes recuerdos. Muchos de ellos fueron capturados por la cámara del entrañable Doro Plana y hoy forman parte del archivo histórico  de Sotogrande. Disfrutemos de él a través de instantáneas tan inspiradoras como esta con la que arrancamos La Revista de Sotogrande: