Agentes de la Guardia Civil intervinieron un total de 11 fardos de hachís, con un peso aproximado de 335 kilogramos, ocultos en el garaje de una vivienda en Guadiaro. Efectivos del Puesto Principal de Guadiaro que se encontraban realizando servicio de seguridad ciudadana en un zona residencial hallaron la puerta del garaje de la vivienda abierta y con aparentes signos de haber sido forzada. Tras una inspección ocular del citado garaje, los agentes localizaron en el interior del mismo diez fardos de arpillera de los que suelen usarse para transportar hachís, así como dos vehículos, una furgoneta y un todoterreno, ambos sustraídos y el segundo de ellos con matrícula falsa.

En el transcurso de la inspección ocular, los Guardias Civiles observaron luz a través de una de las ventanas de la vivienda y escucharon ruido en el interior de la misma. Por todo lo expuesto, ante la sospecha de que los moradores pudieran encontrarse en el interior de la vivienda, se solicitaron refuerzos a la Central Operativa de Servicios (COS). Una vez acordonada la zona para evitar una posible huida d, patrullas de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras realizaron una batida de los aledaños, encontrando en un camino de tierra a unos 50 metros del garaje otro fardo de arpillera con hachís.

Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias policiales de los hechos, las cuales en unión de la droga intervenida y los vehículos recuperados fueron puestas a disposición de la Autoridad Judicial.  Actualmente se están efectuando investigaciones para identificar y detener a los autores de los mismos.