Tristemente, una de las consecuencias de la llegada del verano y del aumento de la temperatura son los incendios. Dos conatos de fuego, que podrían haber ido a más, se vivieron en Sotogrande en la última semana. Por un lado, el jueves 28 de junio, se avivó un incendio entre las calles Fénix y Feria (junto al green del hoyo 2 de Pinos, Almenara Golf), que precisó de un fuerte despliegue de los servicios de emergencia. Tan sólo 24 horas antes, junto a las instalaciones de la Hípica de Sotogrande, otro fuego arrasó hasta tres vehículos en la zona de mantenimiento.

Fuego en la urbanización

En una de las villas de la calle Fénix de la urbanización, en uno de los porches, se originó un fuego que afectó a varias viviendas colindantes con desperfectos en las zonas ajardinadas y porches, afortunadamente, sin daños personales (más allá que los propios de índole material). Hasta el lugar, entre las calles Fénix y Feria, se desplazaron efectivos de la Policía Local de San Roque, Guardia Civil, personal de la EUC Parques de Sotogrande y hasta dos camiones autobombas del Consorcio Provincial de Bomberos con al menos tres equipos y cuadrillas.

Un incendio, de nuevo por fortuna, que se vio ligeramente encerrado al propagarse por un vial de servicio (podado y desprovisto de maleza), en el que sólo ardieron algunas zonas de pasto y áreas de algunas de las viviendas contiguas que sí presentaron desperfectos.

La ágil respuesta de los servicios de emergencias permitieron controlar la situación con relativa rapidez y extinguir el avance del fuego pese a unas condiciones climáticas muy desfavorables, como era el notable viento de poniente.

Sotogrande Hípica

Junto a este enclave, prácticamente 24 horas antes, se originó otro fuego junto a la zona de mantenimiento y que pudo peligrar por la cercanía de los depósitos de combustibles presentes en las instalaciones. De nuevo, afortunadamente no fue así. Sí se calcinaron hasta tres vehículos, uno de ellos destinado a la jardinería, y con un despliegue de efectivos de emergencia (parecido al anterior descrito), se pudo sofocarlo sin demasiadas consecuencias.