El Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de la Guardia Civil de Tarifa, perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Algeciras, participó en la desarticulación de una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales derivados del tráfico de drogas, en el marco de la primera fase de la operación Carrús, que se saldó con 32 detenidos en todo el ámbito nacional.

Tras ocho meses de investigación policial, durante los cuales se ha procedido al estudio de un total de 48 cuentas bancarias, la Guardia Civil sacó al descubierto un entramado financiero mediante el cual se importaba vehículos de alta gama desde Alemania, con el objetivo de proceder a la ocultación de los propietarios reales, utilizando para ello personas y sociedades a modo de pantalla.

Por todo lo expuesto, y una vez obtenidos todos los indicios necesarios para probarlo, la Guardia Civil procedió entre los días 8 al 18 de mayo, a la detención de un total de 32 personas, además de practicar registros domiciliarios y en la sede de la principal empresa, aprehendiéndose dos bienes inmuebles, 29 vehículos de alta gama, una motocicleta, diverso material informático y 22.225 euros en papel moneda. En la operación policial, que derivó en la desarticulación de la organización criminal dedicada al blanqueo de capitales derivados del narcotráfico, sus integrantes fueron sometidos a un estrecho control de actividades. El jefe de la misma, R.M.R., figuraba como administrador de varias sociedades dedicadas a la importación de vehículo, con sede en la provincia de Córdoba.

El montante en efectivo blanqueado por el “Clan Baba”, que es como se le conoce entre los narcotraficantes de la Comarca, asciende a 3.288.119,08 euros, dinero blanqueado a través de las cuentas bancarias estudiadas y mediante la adquisición de vehículos de alta gama que asciende a un total de 2.220.126,00 euros; es decir, la suma total de dinero blanqueado es de 5.508.245,08 euros.

La explotación de la operación Carrús ha sido desarrollada al mismo tiempo, además de en el Campo de Gibraltar, en las provincias de Córdoba, Sevilla, Málaga, Ciudad Real, Madrid, Barcelona y Orense, lugares todos ellos en los que han sido practicadas las referidas detenciones.