El Club Deportivo Guadiaro anunció la renovación de su actual entrenador, Sergio Mena, que llegó en la recta final del curso con el equipo prácticamente hundido y consiguió salvarlo dos semanas antes del final de la competición de forma holgada.

Sergio Mena llegaba al banquillo del CD Guadiaro a últimos de marzo, para suplir a Andrés Eslava. Para el presidente de la entidad, Javier Oncala, y sus directivos, los resultados positivos no llegaban como se esperaba con Andrés Eslava de entrenador. Por ello se precipitó el fin del proyecto Eslava al frente del conjunto granota y el regreso de Sergio Mena, que llegaba procedente de la Liga de Gibraltar.

Mena se sentó en el banquillo con los de Guadiaro el domingo primero de abril en el choque en el que visitaban al San Fernando B, dos años después de su última etapa en el equipo granota. Aquel día no pudo ocultar su felicidad, y reconoció que el objetivo a seguir era ir partido a partido, unido a valores como el esfuerzo, la dedicación y el compromiso diario, que ha sido básico para lograr el objetivo de permanecer en Primera Andaluza.

El equipo tenía pocos puntos y ocupaba las últimas plazas de la clasificación. Desde entonces, el entrenador sanroqueño cambió por completo al equipo granota, obteniendo el objetivo deseado con un buen puñado de victorias consecutivas, seis en total. En más de uno de los seis encuentros el equipo tuvo que remontar ante otros clubes de mayor entidad por plantilla y presupuesto.

El presidente del CD Guadiaro ha dicho en las redes sociales que “Mena es nuestro míster, continuará la excelente labor realizada los dos últimos meses y medio, y encabezará el proyecto deportivo de la primera plantilla”. Sergio, con 102 partidos al frente del Guadiaro, comenzará la que será su 5ª campaña en la entidad, y lo afronta “con enorme ilusión y ganas. En nuestro pueblo -afirma Oncala- se siente muy querido por todos nuestros aficionados”.