Acerinox obtuvo en el primer trimestre de 2018 un beneficio de 58 millones de euros, después de impuestos y minoritarios, frente a los 98 registrados en el primer trimestre del año anterior, que se caracterizó por el notable repunte del precio de las materias primas. El Ebitda de este primer cuarto del año ascendió hasta 118 millones de euros, un 39% menos que en el mismo periodo de 2017, y muy similar a los resultados del último trimestre del año pasado. La facturación del Grupo se elevó hasta los 1.254 millones de euros, un 0,1% más que entre enero y marzo de 2017. La producción de acería, 668.076 toneladas, se incrementó también un 0,1% respecto al mismo periodo del año anterior, creciendo hasta el 5,3% en el caso de la laminación en frío, 461.565 toneladas.

El crecimiento en la actividad también permitió reducir los inventarios a niveles por debajo de la media de los últimos años. Al menos parte del material que dejó de incorporarse al mercado de Estados Unidos se desvió a otras áreas geográficas, por lo que se está produciendo un aumento de la presión a los precios en Europa y en Asia, donde también se registra un buen comportamiento en los principales sectores de consumo del acero inoxidable.

Nuevos equipos

Los equipos instalados durante los dos últimos años en las fábricas de North American Stainless y Acerinox Europa, enmarcados en el Plan Estratégico 2016-2020, y que han supuesto una inversión superior a los 260 millones de euros, “están ofreciendo excelentes resultados. Se trata de inversiones de rápido retorno en las que se prioriza la excelencia operativa, la máxima utilización de la capacidad y la solidez financiera”, tal y como indica Bernardo Velázquez, CEO de Acerinox.

En Acerinox Europa, por su parte, a finales de marzo arrancó, en fase de pruebas, la nueva línea de recocido y decapado AP-5, con los más avanzados sistemas tecnológicos disponibles y un nivel de competitividad que generará nuevos estándares de calidad. Con ella, Acerinox fabricará un producto de mayor valor añadido, calidad y fiabilidad, incrementará su productividad y reducirá sus costes y su impacto medioambiental. Las pruebas realizadas superan las expectativas tanto por la calidad del producto como por la eficacia del proceso.

 33 millones para inversiones

En este marco del Plan Estratégico, se han aprobado en el Consejo de Administración celebrado el miércoles 25 de abril, dos inversiones para Acerinox Europa y Columbus. En ambos casos se trata de un horno cuchara que mejora el proceso de acería así como los costes operativos y la calidad y reducirá el impacto medioambiental. El total de la inversión es de 12 millones de euros en Columbus y 21 millones de euros en Acerinox Europa, al incluir esta última mayores trabajos de obra civil. Siguiendo la política del Grupo, el retorno de estas inversiones es inferior a 5 años.