El golf, más allá de un deporte, supone y marca una forma de vida en el Valle del Guadiaro. Un concepto que convive paralelamente con los habitantes de este privilegiado enclave en el sur de Europa y que precisamente eso lo convierte en tan especial; aquí, el golf es para todos. Un deporte que guarda una muy estrecha relación con este destino, cohabita y ayudar a equilibrar e igualar de manera superlativa en esta barriada sanroqueña. Y como una imagen vale más que las palabras y en este caso un ejemplo excelso aún más, el golf adaptado magnifica esta calificación poniendo, nunca en un caso más clarividente, la equidad del golf en el Valle del Guadiaro.

El Club de Golf Municipal La Cañada acogió la XXV edición del Torneo Fundación Cepsa en su día más esperado y entrañable de competición. La jornada de golf adaptado, con presencia de más de un centenar de asistentes llegados desde los centros campogibraltareños de Fegadi, Villa Carmela, Apadis y Asansull, disfrutaron de un día inolvidable de la mano de los profesionales y monitores de la escuela de golf municipal, además de la docena de voluntarios llegados desde Fundación Cepsa.

Con una calle de prácticas acondicionada para la ocasión a las mil maravillas por parte del equipo de La Cañada (se establecieron diferentes áreas con juegos y dinámicas relacionadas con el golf para los participantes); la mañana deportiva discurrió de manera sobresaliente. Resaltando que hasta la lluvia, largamente anunciada y que ya obligó a posponer la primera fecha de este encuentro, respetó hasta el último momento. Hoyos a corta distancia, tees de salida o putts en improvisados greenes a lo largo de la calle de prácticas, hicieron disfrutar de lo lindo a los más de cien asistentes.

Tras tanto ajetreo y deporte, la merecida recompensa. Al término del golf se dio paso a la entrega de medallas y premios para los golfistas; acto al que acudieron diferentes responsables tanto de la refinería como del consistorio sanroqueño. Previa al exquisito y delicioso almuerzo servido en el salón comedor de la Casa Club de La Cañada que además, contó con un genial fin de fiesta.

Fantástica jornada y espléndido día de golf adaptado en La Cañada, de la mano del Torneo Fundación Cepsa y sus voluntarios. Aunque el golf adaptado seguirá, cada miércoles, hasta final de curso en el Valle del Guadiaro.