La Agencia Tributaria y la Guardia Civil intervinieron 2.300 kilos de hachís en el interior de una nave industrial en Guadiaro. La droga previamente había sido descargada en la costa cercana desde una lancha semirrígida y transportada en coche hasta la nave. En estos momentos, hay dos personas investigadas.

La operación se inició en la madrugada del pasado día 11 de enero de 2018. Medios aeronavales de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria avistaron una embarcación del tipo semirrígida, que se disponía a alijar a escasa distancia de la playa de Guadiaro. También se detecta numerosas personas congregadas en ese punto de la costa y que procedieron de inmediato a la carga de fardos de los comúnmente utilizado para el transporte de resina de hachís, desde la neumática hasta dos vehículos todoterreno. Los vehículos fueros seguidos sin que los narcotraficantes se dieran cuenta. Una vez que los vehículos accedieron a una nave industrial en Guadiaro, los efectivos de la Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil desplazados a la zona intervinieron, encontrando en su interior los vehículos cargados con un considerable número de fardos de arpillera y rafia.

Droga Guadiaro

Droga Guadiaro

En el interior de la nave se intervinieron cuatro vehículos: un furgón de alquiler, un turismo y los dos todoterrenos, cargados con 31 y 46 fardos de hachís respectivamente, que dieron un peso total aproximado de 2.300 kilogramos. En el interior del turismo se encontró un fusil de asalto con el cargador municionado con proyectiles del calibre 5,56 mm. Los cuatro vehículos constan como sustraídos. Hay dos personas que se hallan investigadas por los hechos denunciados. La operación continúa abierta, no descartándose nuevas imputaciones. Las actuaciones, la droga, los vehículos, el arma intervenida y los investigados fueron puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de San Roque, en funciones de guardia.