El día más triste del año existe y es, precisamente, hoy, lunes, 15 de enero. El popularmente conocido como Blue Monday no responde a criterios científicos, aunque sí alberga una buena dosis de lógica. Según su inventor, el investigador Cliff Arnall, el tercer lunes de enero se dan una serie de factores de tipo económico, social y hasta climatológico que hacen de este día el peor del calendario.
Existen, no obstante, una serie de remedios para ‘luchar’ contra la desidia que impera éste y otros muchos lunes del año:
  1. Vestirse con la ropa favorita del armario, apostando, si es posible, por colores alegres.
  2. Rodearse de gente positiva, dejando de lado a aquellas personas ‘tóxicas’ que trabajan a diario por amargar la vida de los demás. No hay nada mejor que un After Work para superar el Blue Monday como se merece.
  3. Hacer deporte para liberar endorfinas y generar felicidad.
  4. Ser un poco más asertivo y aprovechar este lunes para hablar a los demás de límites y necesidades.
  5. Reirse a carcajadas. La risa aumenta la capacidad respiratoria, reduce la presión arterial, influye sobre el sistema hormonal, y estimula la producción de endorfinas.

Si nada de esto funciona, siempre habrá una última solución: esperar a que acabe el día y que salga de nuevo el sol.