Ya no basta con el contenido. En gastronomía, el continente juega cada vez un papel más destacado. La Revista de Sotogrande recorre el planeta en busca de las propuestas culinarias más seductoras. Un apasionante objetivo con parada obligada en las Maldivas, donde  nos sumergimos en las profundidades para disfrutar de una cena bajo el mar. Trés chic!

En la paradisiaca isla Rangali, en las Maldivas, se alza (o más bien todo lo contrario) el primer restaurante submarino del mundo. Situado a cinco metros bajo la superficie del mar, Ithaa (que significa ‘madre perla’ en la lengua local) sitúa al comensal dentro de un increíble acuario rodeado de por un gran arrecife de coral. Allí, en medio de la inmensidad del océano, espectaculares vistas se cuelan por las transparentes paredes de una gran cúpula de cristal, dando la sensación de no existir; uniendo los espacios para lograr un efecto insuperable.  Vida marina en panorámicas de 180º mientras se disfruta de una copa de champagne. ¿Se les ocurre algo más exclusivo y extravagante?

bajo el mar

Lujo gastronómico en su máximo exponente sólo disponible para catorce comensales. Privilegiados sibaritas que sobre este insuperable escenario, perteneciente a un lujoso complejo de la cadena Hilton,  disfrutan de un selecto banquete a base de alta cocina de fusión maldiva y occidental. Buenos sabores que, en este caso, serán solo meros complementos de una noche en la que; el mar es, sin duda, el gran protagonista.