LA ZAGALETA EN SOTOGRANDE

 A comienzos de año conocimos la noticia de una importante inversión, de más de cuarenta millones de euros, del Grupo La Zagaleta en la zona de Sotogrande. A pesar de las muchas informaciones sobre el tema, existe bastante confusión al respecto. La Revista de Sotogrande charla con Jacobo Cestino, director general del Grupo La Zagaleta en España, sobre los detalles de esta compra y el proyecto concebido en torno a ella:


¿Podría explicar a nuestros lectores en qué consiste exactamente esta operaciónón?

Es sencillo. En el seno del Grupo decidimos que se quería llevar a cabo la expansión de la compañía. A su principal desarrollo inmobiliario (La Zagaleta, Benahavís) le quedaba, únicamente, un 30 por cierto de las parcelas por desarrollar y se consideró que era el momento oportuno para realizar un proyecto de similares características en otro lugar al que extrapolar nuestro’know-how’.

Así, comenzamos a estudiar opciones por distintos lugares del mundo. Finalmente, la que más nos atrajo fue Valderrama y, dentro de esta zona, de todo cuanto vimos, lo que más nos llamó la atención fue la finca situada en Castellar, donde estaba ubicado el proyecto de Jaime Ortiz Patiño conocido como Valderrama 2.

Tras muchas negociaciones, La Zagaleta compró la sociedad propietaria de la finca de Castellar y su proyecto, así como la sociedad propietaria del 95% de las acciones de Valderrama S.A., a su vez dueña de las Marcas, el Campo de Golf e instalaciones de Valderrama. Ésta, además, incluía algunas parcelas alrededor del campo, de las que, finalmente, nos quedamos con dos en Altos de Valderrama, dos al fondo del green del hoyo 12 y con las famosas parcelas R, sobre las que no tenemos planteado realizar ninguna acción por ser importantes para el Real Club Valderrama.

Si a todo esto se le suma el extenso portfolio de marcas registradas que tiene Valderrama, se obtiene una fotografía rápida de la operación al completo que realizamos.

¿Por qué optaron por Valderrama?

En primer lugar y, ante todo, por la marca. El nombre de Valderrama es muy importante en el mundo del golf a nivel internacional. Todo el que sabe de golf, conoce este campo.

Por otra parte, fue fundamental la cercanía con la actual Zagaleta. Irnos fuera de España suponía tener que estudiar a fondo el lugar y su legislación para no correr riesgos ni cometer errores.

¿Y por qué no Sotogrande? Tengo entendido que estuvieron estudiando su compra…

Efectivamente, Sotogrande S.A., se nos ofreció hace unos cuatro años, pero la valoración interna que manejamos en su día distaba mucho de su precio de salida  y el concepto de desarrollo que planteaban a corto y largo plazo no casaba del todo con nuestra filosofía.

No nos convenció, porque no se ajustaba a lo que buscábamos, pero eso no quiere decir que, en un futuro, Sotogrande no pueda jugar algún papel en nuestros “partnerships” estratégicos. Siempre estamos abiertos a estudiar operaciones y aportar nuestra forma de hacer las cosas…

Un segundo campo de Golf, viviendas de lujo, un hotel… Se ha hablado mucho de sus proyectos en la zona. La Cierva y la Guillena, sin embargo, sólo contemplan 39.000 metros cuadrados de desarrollo. En tan poca extensión, ¿cómo encaja el concepto Zagaleta? Faltan metros…

Correcto. Barajando solamente esa extensión, se contemplaría, únicamente, el desarrollo de un hotel y apartamentos turísticos. Pero, nosotros no acometemos esa tipología de residencial. De hecho, no tenemos intención alguna de llevarla a cabo. Zagaleta no se plantea desarrollar apartamentos, salvo que se pudieran concebir con la tipología de las villas y “courtyards” de Grand Cypress, por poner un ejemplo.

Es difícil comprender cómo se aprobaron 39.000 metros de residencial turístico concentrados en una parcela de alta densidad en altura en un lugar con un perfil como este. Eso, en un desarrollo de golf de nivel o lujo, como quiera llamársele, no concilia de forma natural. Es como el agua y el aceite. No responde a lo que demanda el cliente. Por ello, estamos explorando otras pautas de desarrollo.

Estamos, por tanto, estudiando las formulas para que el tipo de desarrollo que tenemos en mente tenga éxito y, te puedo decir, que incluirá un campo de golf y un hotel, y sería deseable que se permitiera desarrollar, además, una urbanización con parcelas unifamiliares con muy baja densidad en cuanto a edificabilidad y de unos tres mil metros cuadrados de tamaño medio.

¿Están encontrando muchas piedras en el camino?

Estamos haciendo muchos esfuerzos para lograrlo, a todos los niveles de interlocución, estudiando la zona a fondo, analizando las alternativas. Se puede conseguir, pero aún no está hecho. Tenemos cosas avanzadas, pero hay mucho camino que recorrer.

Somos una compañía que, aunque tenemos ganas de hacer las cosas ya, no vamos a dar pasos en falso y, si no conseguimos establecer las condiciones (y muchas de ellas son a través de la negociación política) para que el proyecto encaje con nuestra filosofía y sea un éxito, igual que hemos entrado en esta inversión, podemos marcharnos. La hemos estructurado para poder salir con el mínimo riesgo posible. Pero, esperemos que esto no sea necesario y las negociaciones, sobre todo, con las instituciones públicas, lleguen a buen puerto.

Un nuevo campo de golf con el nombre de Valderrama supone una apuesta muy elevada, ¿podría darnos algunos detalles al respecto?

Queremos hacer un gran campo, eso sin duda. Y te puedo adelantar, que no se va a llamar ni Valderrama ni Zagaleta. Queremos que sea un recorrido creado por uno de los mejores arquitectos del mundo. Un campo del más alto nivel, que sea un referente mundial. Han contactado con nosotros grandes diseñadores, pero aun no tenemos decidido quién lo creará.

Imagino que será un campo de competición y que entre sus planes estará que sea sede de algún importante torneo…

El proyecto estará preparado para albergar un gran torneo, sí. Contemplaremos toda la infraestructura necesaria para poder organizar en el futuro un evento de repercusión mundial.

¿El  Real Club Valderrama queda totalmente ajeno a todo este plan?

Es algo que quiero que quede muy claro. El Real Club Valderrama es completamente independiente. Está muy bien gestionado, es un club semi-privado que se mantiene estupendamente desde la época de Patiño. Nuestra única intención, como propietarios que somos de las instalaciones, es que se siga gestionando así y, cuanto más privado y exclusivo sea, mejor que mejor. La autonomía, en cualquier caso, del Club es total e, insisto, que nosotros somos meros “landlords” como se dice en UK.

El tema del hotel es algo de lo que también se ha hablado mucho…; ¿qué nos puede contar sobre este asunto?

El hotel tiene que ser líder en el sector de los cinco estrellas gran lujo. Obviamente, el diseño está aun por cerrar, ya que hay muchas buenas ideas al respecto y estamos analizándolas. Lo que sí te puedo decir, es que nos hemos puesto en manos de una de las mejores consultoras de hospitality del mundo para que nos haga el proyecto y nos busque el operador. Estamos convencidos de que los buenos empresarios no son los que más saben en todas las áreas si no los que contratan a los mejores para cada cosa.

¿Qué plazos hay para llevar todo este macro proyecto a cabo?

El campo de golf y el hotel se podrían empezar ya prácticamente. Pero, ¿sería oportuno? Yo creo que no, es más adecuado apostar por las opciones que puedan garantizarnos el éxito. Todo a su debido tiempo. Solo haciendo el campo y el hotel se rentabilizaría la operación, pero  queremos ser más ir más allá.

Un proyecto de esta magnitud supondrá un fuerte revulsivo económico para la zona, ¿que cifras de inversión global y de generación de empleo se manejan?

Esperemos que sí. Tenemos prevista una inversión muy elevada y, para hacerla efectiva, requeriremos de un importante equipo humano, pero, a día de hoy, prefiero no facilitar cifras concretas. Lo que sí te puedo adelantar es que generaremos mucho  empleo en la zona, queremos apostar por las empresas locales, provinciales y regionales para llevar a cabo el desarrollo. Piensa que el hecho de que una empresa de Málaga, de la zona de Marbella, se plantee hacer una inversión tan importante en la provincia de Cádiz no es lo habitual, quizás al contrario.

 Para finalizar. Este verano vimos a la Zagaleta en el Torneo Internacional de Polo de Sotogrande, ¿tienen algún proyecto vinculado al polo, al distrito equino o a Santa María Polo Club?

La verdad es que, actualmente, no tenemos ningún proyecto relacionado con el polo. Nuestra presencia en el Torneo Internacional de Sotogrande ha sido meramente por imagen. Conocemos y apreciamos mucho a Ramón Mora-Figueroa desde hace tiempo y la posibilidad de esponsorizar el polo la vimos muy apropiada para acercarnos a todos los actores principales de la zona.

Conocemos todos sus planes y nos parecen muy interesantes y fundamentales para la zona.